La daga de mi parnaso

Esta es una página para amantes de la poesía, donde periódicamente se insertarán poemas y canciones grabados para que los aficionados y aficionadas a la poesia los escuchen y disfruten de su audición de la misma forma que disfrutan de su lectura, y las canciones las escuchen con una perspectiva diferente.

sábado, octubre 03, 2009

Miguel Hernández


Hace tiempo que tengo in mente dedicar mi espacio al gran Miguel Hernández. Por fas o por befas siempre lo he ido dejando para más adelante pero ya ha llegado la hora.
Antes de comenzar, no obstante quiero presentar unos sonetos que el eminente poeta palentino José Mª Fernández Nieto escribió para un certámen de las XXi justas poéticas de la localidad vallisoletana de Laguna de Duero y que le valió el premio Flor natural.
La originalidad de los sonetos consiste en tomar un verso de un poema del mismo Miguel Hernández y usarlo como colofón al soneto en cuestión.
José Mª Fernández Nieto es un poeta al que ya he dedicado otros momentos de mi blog pero que siempre es oportuno traerlo a este espacio. En este caso se aprecia su facilidad para la creación de sonetos, composición poética cuya dificultad es manifiesta.
Hago constar que esta serie de sonetos no han sido publicados por José Mª. El tuvo la amabilidad de dejarmelos fotocopiar de un opúsculo impreso por la organización del certámen, cosa que le agradezco infinitamente.
CONCIENCIA DE LA NADA.
"Me llamo barro aunque Miguel me llame"- El rayo que no cesa.

Primero fué el candor, el aire hablado,
la sed del mar, la gula de Levante,
luego la eternidad de cada instante
habitando tu ser deshabitado.

Nardo de soledad, hierba del prado,
exhiliado de tí, llama cesante,
el fuego de tu amor, centelleante
te convirtió en amante y en amado.

Por fin, en la aventura de ser hombre
vences al mar, erguido en rompeolas,
aunque en llanto de ausencias te derrames.

Saben todos los pájaros tu nombre
pero tú, allá en lo hondo, hablando a solas
te llamas barro aunque Miguel te llames.

2 comentarios:

Blogger Mariaisabel ha dicho...

Amigo Jesús,
Un precioso poema y una maravillosa música, pero el rapsoda hace que el poema sea aún más bonito.
Un gran abrazo
Mariaisabel

11:49 p. m.  
Blogger Darilea ha dicho...

Encantador el poema.
Me gustan las personas que son como el barro y se pueden moldear eso dice de ellas que tienen el alma blanda :-)
Buena mezcla de tierra y agua.
Mejor que la dureza de una roca.
Besitos

6:39 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal