La daga de mi parnaso

Esta es una página para amantes de la poesía, donde periódicamente se insertarán poemas y canciones grabados para que los aficionados y aficionadas a la poesia los escuchen y disfruten de su audición de la misma forma que disfrutan de su lectura, y las canciones las escuchen con una perspectiva diferente.

domingo, junio 28, 2009

Lanzarote-César Manrique


Restos de lava en la Cueva de los Verdes, tubo volcánico visitable en Lanzarote.





Palmera emergiendo desde una burbuja de lava en la fundación César Manrique

Acabo de regresar de unas cortas vacaciones por las islas Canarias con mi esposa. Fundamentalmente nuestra estancia ha sido en Tenerife 7 días y otros 7 en Lanzarote. También hemos visitado de forma más rápida las islas de La Gomera y Fuerteventura.
Cada una de las islas es maravillosa y completamente diferente a las demás. El norte de Tenerife un vergel de frescura y vegetación predominando las plataneras. El sur, de playas de arena blanca y de paisajes agrestes y desérticos, y el centro con el Teide y sus cañadas presidiendo todo el paisaje lunar y desbocado.
Lanzarote es otra historia: paisajes sobrecogedores, volcanes, ríos de lava petrificada recuerdos de las últimas erupciones que sumieron a la isla en un inhóspito infierno de fuego y destrucción. Sus habitantes, no obstante han sabido adaptarse al espacio, al terreno, a lo que en principio parecería un teritorio completamente inhabitable y han sabido conservar de una forma ejemplar sus tradiciones, sus cultivos originalísimos en bancales protegidos por círculos de piedra volcánica, sus viñas que regalan unos caldos blancos golosos y afrutados procedentes de uva Malvasía.
Las zonas de playa que también las hay y abundantes han sabido mantener un paisaje primigenio con casitas blancas de dos plantas como máximo que imprimen un caráter personalísimo y único a la isla. Todo ello sin duda, se debe a un personaje fundamental que es muy apreciado por los lugareños conejeros-(Así se denominan a los habitantes de Lanzarote). Se trata de César Manrique. Artista, pintor, diseñador y creador de espacios y sobre todo luchador indomable por su tierra y porque la vorágine del turismo no acabara por comerse los paisajes originales como ha sucedido por desgracia en otras latitudes de nuestro pais, fundamentalmente por el Levante y las costas de Andalucía o Cataluña.
Conociendo y leyendo los pensamientos de César Manrique se comprende. se valora y se imbuye uno mucho más fácilmente del espíritu de Lanzarote. Sus paisajes tormentosos y únicos prenden de forma peremne e indeleble y uno es capaz de admirarlo mucho más en su plenitud.
Desde la Fundación César Manrique instalada en la que fué su casa construida de forma tan original sobre un río de lava negra os quiero hacer llegar un maravilloso poema que le dedicó Rafael Alberti y que se encuentra enmarcado en una de las paredes.
Se titula:LANCELOTE, A César Manrique pastor de vientos y volcanes. Os lo ofrezco en dos versiones: una muy original y yo creo que fresca y espontánea que le hice leer a nuestra guía y que os permite escuchar el acento canario tan próximo al venezolano. La otra, recitada en la quietud del hotel de Playa Blanca. La música es de Toñín Corujo y quiero agradecer a Petra Gil Domínguez informadora del departamento de turismo de Puerto Rosario de Fuerteventura que me obsequió con el Cd y obviamente al magnífico músico lanzaroteño cuya trayectoria y música podeis seguir en la página :
http://www.tonincorujo.com/


1 comentarios:

Blogger Marina-Emer ha dicho...

preciosa tu narración poética de Rafael Alberti para Cesar Mauri...mañana si Dios quiere entrare para oir otra ya que veo que son 3
un abrazo con mucho cariño
Marina

8:41 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal